Info

Dios Habla

Empieza tu día con Dios Te Habla Hoy. Este bendecido y sepa el amor de Dios. Está basado en la liturgia de día.
RSS Feed Android App
Dios Habla
2021
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2020
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2019
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2018
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2017
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2016
December
November
October


All Episodes
Archives
Now displaying: Page 1
Dec 16, 2020

¡Hermanos y hermanas, hoy comienza el novenario de Navidad! Los textos litúrgicos y la palabra de Dios nos invitan a renovar el gozo por la venida de Dios entre nosotros, a vivir en este misterio de la Encarnación del Hijo de Dios que llamamos: Navidad. “Tanto amó Dios al mundo que le envió a su Hijo”, esa es la verdad de este tiempo y esa es la invitación que la liturgia cristiana quiere hacernos: sentir cerca de nosotros el amor de Dios que no quiere que su creatura preferida se pierda, sino que al contrario, vuelva a la comunión de amor en la que fue creado. Estos nueve días de preparación a la celebración de ese gran misterio de la Encarnación del Hijo de Dios nos sirvan para orar y entrar en comunión más intima con el Señor, pero también, no sirvan para imitar a ese Dios que ama mucho y que nos pide que nosotros también mostremos ese amor solidarizándonos con los necesitados de tal amor y de tal cuidado. ¡Si Él se encarnó para salvarnos, también nosotros debemos bajarnos de nuestro orgullo para poder servir a los que más nos necesitan!
El profeta Isaías nos guía en estos anhelos de ver a Dios ya actuando nuevamente entre nosotros: “Dejen, cielos, caer su rocío y que las nubes lluevan la justicia…” (Is. 45,7).
Dice el canto de Emilio Vicente Mateu: Que los cielos lluevan al justo, que la tierra brote al Salvador, que nos ilumine el Sol de la justicia, ven pronto, Señor.
Son las palabras del corazón humano que, lleno de fe y amor, espera la venida del Señor entre nosotros. Se expresa un deseo ardiente de su venida, pues lo necesitamos aquí con nosotros. ¿De dónde más podrá venir esa paz y esa justicia que necesitamos? ¿Quién acabará con el poder del mal, del dolor, de la enfermedad? El profeta Isaías nos invita a suplicar con fe que Dios se haga presente entre nosotros.
Y el pasaje del Evangelio de hoy eso es lo que nos enseña, a Dios actuando entre nosotros a través de su Hijo Jesús, tanto así que Juan Bautista, asombrado quiere confirmar su experiencia. Nos dice la lectura: “Juan envió a dos de sus discípulos a preguntar a Jesús: “¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?” Y Jesús no va a dudar en contestarle: “Vayan a contarle a Juan lo que han visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el Evangelio. Dichoso el que no se escandalice de mí.” (Lc. 7, 22-23).
¡Dichosos los que por la fe somos instrumentos de la acción de Dios entre nosotros!
Oremos: Que tu Palabra que nos ilumina en nuestro camino hacia la Navidad, nos ayude Señor a ver que tu venida al mundo hace más de dos mil años, trajo la salvación de Dios entre nosotros y que hoy como ayer, sigues actuando con nosotros y a través de nosotros. Que mantengamos esta fe y esta esperanza bien activa para que esta Navidad se renueve en nosotros el gozo de la salvación. Amén.

0 Comments
Adding comments is not available at this time.